4 sopas veganas y una crema para entrar en calor

/

Las sopas: una solución ideal cuando llegan los meses fríos y las ensaladas empiezan a perder protagonismo.

Necesitamos platos calientes que llenen de calor nuestro organismo. Por eso estas soluciones te pueden sacar de cualquier apuro en una cena.

Son fáciles de preparar, rápidas, sin ingredientes raros (salvo el miso, que te lo presento ahora por si no lo conoces) y súper sanas.

Anímate a probarlas y me cuentas.

El miso

Es una pasta marrón de sabor salado conseguida a base de fermentar soja con cereales y sal marina. Cuanto más larga es su fermentación más intenso es su sabor.

Hay varios tipos, según el cereal con el que acompañan la fermentación de la soja y el tiempo de esta:

  • Kome miso: realizado con soja y arroz blanco, tiene un sabor más suave y es apto para celíacos.
  • Genmai miso: hecho con soja y arroz integral. No contiene gluten.
  • Mugi miso: soja y cebada son sus componentes. Tiene más proteína y un sabor muy intenso pero contiene gluten.
  • Hatcho miso: es la variedad con un sabor más potente y el que más proteínas tiene (21%). Está hecho solo con soja, sin cereales y no contiene gluten.
  • Shiro miso: se le llama también miso blanco y sirve más para dar sabor que por sus propiedades.

Propiedades del miso

  • Su principal ingredientes es la soja, un alimento rico en proteínas pero difícil de digerir. Sin embargo, convertida en este fermento se asimila mucho mejor.
  • Aporta calor al cuerpo, a la vez que refuerza el sistema inmunológico.
  • Ayuda a disolver el colesterol.
  • Equilibra la flora intestinal.
  • Ayuda a aliviar los síntomas de la menopausia.
  • Tiene un alto poder antioxidante.
  • Es un alimento alcalinizante porque aporta minerales que favorecen la eliminación de la acidez del organismo causada por alimentos acidificantes como el azúcar blanco o las grasas de origen animal.
  • Su consumo no es adecuado en personas que padezcan de hipertensión arterial ya que se trata de un alimento que contiene sodio, siendo el hatcho miso la variante más salada.

Para utilizarlo sólo tendremos que disolver una cucharadita de café en agua caliente (que no hierva porque pierde sus propiedades) y añadirlo a la sopa.

Las recetas

Sopa de lentejas rojas o lentejas coral

Ingredientes:

  • Una rama de apio
  • 2 zanahorias
  • 2 cebollas
  • 1 taza de lentejas rojas
  • Media cucharadita de café de comino en polvo
  • Una hoja de laurel
  • 7 tazas de agua (si te gusta menos caldoso, puedes poner 5)
  • Una tira de alga kombu (este alga mineraliza y ablanda las legumbres)
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

  1. Sofríe la cebolla con un poco de sal 10 minutos in tapar.
  2. Añade el resto de los ingredientes y lleva a ebullición. Cuando hierva, baja el fuego a la mitad y deja cocinar 30 minutos.
  3. Pasa el alga con un poco de jugo por la batidora para que pase más desapercibida.

Sopa de verduras con miso

Ingredientes:

  • 1 puerro o 1 cebolla.
  • 1 nabo.
  • 1 zanahoria.
  • un trozo de apio.
  • alga wakame: 3 x 7 cm por ejemplo.
  • 1.300 ml de agua.
  • una cucharadita de miso por persona.

Preparación:

  • Sofreímos en una olla el puerro o la cebolla, el nabo cortado muy pequeño.
  • Cuando están transparentes añadimos el agua, la zanahoria y el apio cortado muy pequeño junto al alga wakame.
  • Dejamos cocer 10 minutos.
  • Podemos pasar por la batidora dejando algunos tropezones pero es opcional.
  • Diluimios un poco de miso en un poco de sopa e incluimos en cada plato (en la sopa original no, para que no pierda propiedades).

Sopa de kale y coliflor

Ingredientes:

  • 1 cebolla grande
  • 3 zanahorias medianas
  • 1 cdta de perejil picado
  • 1 cdta de tomillo
  • 6 tzas de caldo de verduras
  • 1 coliflor
  • 4 tzas de kale picada

Preparación:

  • Calentar el caldo de verduras e incluir la cebolla cortada pequeñito.
  • Añadir la zanahoria picada, el perejil y el tomillo y la coliflor picada.
  • Cocinar a fuego lento hasta que la coliflor esté tierna (unos 10 minutos).
  • Batir con la batidora salvo algunos trozos de zanahoria e incluir la kale hasta que esté blanda (unos minutos con el fuego apagado).

Sopa de guisantes, brócoli y almendra

Ingredientes:

  • El zumo de un limón
  • Una cabeza de brócoli
  • ½ paquete de guisantes congelados (250 gr.)
  • 2 ramitas de apio
  • Espinacas congeladas (100gr.)
  • 200 ml de leche de almendras (no azucarada)
  • 450ml de agua
  • 1 trocito de jengibre fresco
  • 1 cdta de chili en polvo
  • 1 cdta de pasta de miso (mugi)
  • 1 cdta de tamari
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Preparación:

  • Pela el jengibre y pícalo finamente. Añádelo a una sartén grande con aceite de oliva, sal y pimienta.
  • Deja que coja temperatura unos minutos antes de añadir el tamari, el apio finamente picado, espinacas congeladas y el brócoli. Saltea por un minuto antes de añadir el agua y los guisantes congelados a la sartén. Añade una pizca generosa de sal y deja que hierva unos 15 minutos, removiendo ocasionalmente.
  • Una vez todo está cocinado pon la mezcla en el vaso de la batidora con el zumo de limón, pasta de miso y leche de almendra. Bate hasta que todo quede suave y cremoso.

Crema de calabaza y jengibre

Ingredientes:

  • 500 g de calabaza
  • 1 litro de agua
  • 1 cebolla picada
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra(16 g)
  • ½ cucharadita de jengibre fresco rallado (3 g)
  • Un poco de pan
  • 1o semillas de la calabaza
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

  • Cortamos la calabaza y la salteamos con aceite y la cebolla.
  • Añadimos el agua y cocemos todo hasta que la calabaza esté blanda.
  • Pasamos por la batidora y añadimos el jengibre fresco y rallado.
  • Freímos en una sartén el pan, que colocaremos por encima con las pipas de calabaza.

 

¿Qué te han parecido las recetas? ¿Has probado alguna? Cuéntamelo en los comentarios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *