5 batidos-helado de verano para niños veganos

/ /

En estos días de piscina y playa muchas veces las madres no sabemos cómo organizar las meriendas.

Para evitar el exceso de azúcar un buen remedio es un batido natural.

Aquí tienes 5 ejemplos que pueden darte alguna pista.


¿Te gustaría veganizar tu dieta mejorando tu salud y protegiendo el planeta sin carencias? 

Aprende cómo hacerlo por sólo 17€/mes en la ​

Escuela de Cocina Vegana Online La Mar de Rico

Hidden Content

Los batidos de frutas

Aprovechando las frutas de temporada podemos hacer combinaciones que a nuestros hijos les resulten dulces y que, a la vez, sacien su sed y les refresquen.

Por supuesto, son una solución para los niños pero son aptas también para mayores y tienen gran cantidad de nutrientes.

Los únicos utensilios que necesitarás son los alimentos correspondientes y una batidora (ya sea de mano, o de vaso). También se pueden hacer con licuadora pero eso eliminaría la fibra, que tan bien nos viene para nuestros intestinos.

Todas las recetas son para 2 personas.

Batido de plátano y fresa

Efectivamente, sus ingredientes son 1 plátano y 125 g de fresas. A esto añadiremos un vaso de leche de arroz sin azúcar (su sabor es más dulce que la leche de avena) o leche de almendras. Mezclamos en la batidora y ¡listo!

Para servirlo frío tienes 2 opciones: congelar las fresas el día anterior y utilizarlas congeladas en el batido o hacer la mezcla y ponerla en el frigo. La primera opción tendrá forma de granizado.

 

Batido de limón y sandía

Esta mezcla tiene un equilibrio perfecto entre lo ácido y lo dulce y no necesita azúcar.

Además es muy alcalina y antioxidante.

Con el zumo de un limón, un litro de agua fría y 500 g de sandía fabricamos una bebida refrescante y alcalina a la que puedes añadir el endulzante que quieras, aunque dudo que necesites mucho, todo depende del dulzor de la sandía.

 

Batido de limón, melón y melocotón

Con 3 rodajas de melón, un melocotón, el zumo de un limón, un poco de su ralladura, hielo o agua fría y un chorrito de sirope de agave conseguimos un refresco natural lleno de sabor que podemos guardar en la nevera perfectamente.

 

Granizado de manzana con menta

Cogemos una manzana pelada y sin corazón y la cortamos a cuadritos, pelamos también un limón pequeño y lo partimos pequeñito, añadimos 300 g de agua y 800 g de cubitos de hielo junto con unas 10 hojitas de menta.

Podemos añadirle algún endulzante como stevia o sirope, depende del dulzor de la mezcla.

El resultado es un granizado delicioso y que contiene vitamina C, vitaminas del tipo B y potasio.

Si es una bebida para adultos puedes añadirle un poco de licor de manzana.

 

Batido de frutos rojos

Con un puñado de frutos rojos, arándanos y el zumo de una naranja podemos mezclar agua o hielo formando una solución refrescante, dulce y un poco ácida para los días más calurosos.

Ponle el endulzante que quieras, te encantará.

 

Cómo convertir estos batidos en helados perfectos

Necesitaremos moldes para hacer helados estilo “polos”.

Sólo tendremos que insertar la mezcla en el molde y dejarlos en el congelador el tiempo suficiente.

¿Ya los has probado? ¿Qué te han parecido? Cuéntamelo en los comentarios.

Por si te apetece hacerlos y para ponértelo más fácil, te dejo aquí la video-receta de 3 de ellos 😉

 

 

2 comentarios

  • marta says:

    BUEN DIA!!
    Estoy intentando cambiar mi alimentación, tu recetas parecen muy fáciles de elaborar, es todo un cambio para mi ya que las compras de ciertos productos las consigo solo en dietéticas.. de todos modos agradezco tus recetas que comenzare por lo mas fácil para ver como me resulta. un cariño Marta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.