5 trucos para no perder energía en los meses fríos

/

¿Eres una persona friolera?

¿Cuándo llega el frío te sientes con ganas de hibernar, de acurrucarte en tu sofá con un edredón por encima y no salir de casa?

¿Te sientes con menos energía desde que cambiamos la hora y anochece tan temprano?

Todos tenemos épocas en las que estamos más sensibles pero “invierno” no significa “aislamiento” ni “falta de energía”, sino que podemos sacarle partido a las estaciones más frías consumiendo alimentos que nos aporten la energía que nuestro organismo necesita en estos meses.

Es el momento de nutrir con cosas calientes.

Vamos a ver cómo podemos ponérnoslo fácil para sentirnos llenos de energía en invierno.

Los puntos débiles de nuestro organismo en otoño e invierno

Según la medicina china cada estación se corresponde con un elemento (agua, madera, fuego, tierra y metal), con un color, un sabor, una emoción y un aparato u órgano. Vamos a ver las diferencias entre otoño e invierno:
– En otoño:

  • Los órganos importantes son: el pulmón, el intestino grueso y la piel. Son los encargados de la buena eliminación de residuos tóxicos y se ocupan también del sistema inmunitario. Esto significa que tendremos que potenciar en esta estación los alimentos que potencien esos sistemas, como las setas.
  • Color: blanco. En esta etapa utilizaremos alimentos de este color como la coliflor, el ajo, cebolla, pera y nabo. También la raíz Kuzu (si quieres saber más sobre este polvito y para qué sirve mira aquí).
  • Sabor: picante
  • Emoción: tristeza
  • Sabiendo esto utilizaremos infusiones de jengibre. Es un buen momento para desintoxicar el intestino grueso y repoblar la flora bacteriana, así como los ejercicios respiratorios.

– En invierno:

  • Los órganos importantes son los riñones, la vejiga y el aparato reproductor.
  • Color: el negro. Por eso todos los alimentos oscuros como el sésamo negro o las castañas nutrirán de forma adecuada. También las moras.
  • Sabor: salado. Es el momento de las algas.
  • Emoción: el miedo. Lo más profundo. Por eso los alimentos como la chirivía, la zanahoria o la remolacha son ideales para esta etapa.
  • En esta estación tenemos más ganas de quedarnos en casa y protegernos del frío y para ello es ideal comer alimentos calientes como el trigo sarraceno, los ajos, la canela o la avena. Es aconsejable que las cocciones sean más largas y aumentar las sopas con algas, ricas en minerales. Es también el momento de las legumbres como las azukis (mira una receta aquí).

Consejos para no tener tanto frío

Si quieres ser menos friolero aquí van unos consejos:

  • Reducir, sobre todo en invierno, los alimentos crudos y las ensaladas (puedes hacer cocciones de verduras en su lugar).
  • Elimina los lácteos. Siendo vegano no los consumes pero los yogures y bebidas de soja tampoco son recomendables ni el tofu porque enfrían el cuerpo.
  • Fuera el café, el alcohol y el chocolate. Acidifican mucho el organismo y en estas estaciones lo que necesitas es material alcalino.
  • Utiliza el miso para las sopas, así como los picantes, ajo, pimienta, guindilla y jengibre. También aportan calor los frutos secos.
  • Anímate a hacer un plato a la semana al menos con trigo sarraceno cocido y utiliza legumbres de cocción larga (las azukis son las mejores).

Recetas ideales para la temporada de frío

Hamburguesas de tempeh con tomate casero
Crema de coliflor
Seitán a la naranja
Crema de mijo y amaranto
Croquetas de mijo
Tempeh con champiñones
Sopa de lentejas rojas
Milhojas de verduras
4 sopas y una crema para entrar en calor

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.