Alimentación vegana para niños ¿sí o no?

/

Sé que entre mis suscriptores hay muchas mamás con niños pequeños y en esos casos sé lo difícil que es intentar que tu hijo coma sano y encontrarte con trabas en tus propios médicos.

Veamos qué opina exactamente la OMS sobre este tema y cómo podemos hacer que nuestros hijos consuman alimentos que les nutran pero que no contengan elementos que puedan dañarles a largo plazo.

 

 

¿Qué opina la OMS sobre la alimentación infantil?

Según la OMS “La leche materna es el mejor alimento para que el lactante crezca y se desarrolle con salud durante los seis primeros meses de vida. Pasados esos seis meses, deben introducirse alimentos complementarios adecuados e inocuos, combinados con la lactancia materna hasta los dos años como mínimo.

Los alimentos complementarios deben ser ricos en nutrientes y deben administrarse en cantidades suficientes. Los cuidadores deben empezar a introducir esos alimentos a los seis meses en pequeñas cantidades, aumentando gradualmente la proporción a medida que crezca el niño.”

Hasta aquí estamos de acuerdo. Pero atención lo que viene ahora:

“Los niños pequeños deben recibir alimentos variados, incluidos productos cárnicos, pescado y huevos, con la mayor frecuencia posible.”

Esta es la parte en la que no estoy de acuerdo en absoluto.

Ojo, si quieres que tu hijo coma de todo, hay que acostumbrarle a consumir todo tipo de productos, de acuerdo, pero en cuestión de nutrientes considero que podemos conseguir ese aporte nutricional de igual manera con elementos vegetales e incluso generando menos consecuencias negativas para su organismo. Esta misma opinión empieza a ser compartida por varias sociedades médicas y de nutrición.

Los nutrientes que necesitan

Para ello, lo primero que hay que especificar es qué nutrientes necesita el niño y así planificar su menú para que no le falte de nada.

  • Hidratos de carbono: necesitaremos hidratos de absorción lenta para que le proporcionen la energía que necesita sin generar picos de glucosa, así que utilizaremos los cereales integrales como arroz integral, mijo, quinoa, trigo sarraceno, avena, cebada, etc.. pero siempre integrales.
  • Proteínas: están en elementos como las legumbres, la quinoa, el seitán, el tofu y el tempeh pero la cantidad diaria recomendada se puede conseguir con 1 taza de legumbres cocidas, entre 60 y 120 g de tofu o tempeh (yo no suelo utilizar estos productos muy a menudo para los niños por la cantidad de estrógenos que contienen) unos 30 g de seitán o incluso 2 cucharadas de mantequilla de cacahuete. También los frutos secos y las verduras contienen proteína, pero en cantidades menores.
  • Grasas: las mejores son las que se encuentran en el aguacate, que contiene mucho omega 3, y el aceite de oliva virgen extra además de los frutos secos. El resto de los aceites se pueden utilizar pero contienen mucho omega 6 y eso desestabilizará la proporción entre omega 3 y 6, que tiene que ser de 1 a 1.
  • Vitaminas y minerales: están presentes en las frutas y verduras, elementos imprescindibles. Lo ideal es que la alimentación contenga verduras de varios colores y texturas diferentes en cada comida. Las frutas pueden ser variadas y utilizarse para la merienda o el almuerzo, ya que pueden generar acidez si se mezclan con hidratos o proteínas. Su dosis de vitamina C ayuda a asimilar bien el hierro.

Pero también hay que prestar atención a la asimilación correcta de algunos nutrientes para que no se generen carencias:

  • El hierro: su absorción se potencia gracias a la vitamina C pero con un poco de fruta que la contenga al día es suficiente.
  • El calcio: se potencia su asimilación gracias al brócoli y el sésamo, por ejemplo, pero siempre que no los mezclemos con alimentos que tienen ácido oxálico, como las espinacas o las acelgas.
  • La vitamina D: se consigue estando al aire libre un ratito cada día ya que se sintetiza gracias a la luz del sol. Si no hay sol durante mucho tiempo (en algunos lugares los inviernos son más largos y más oscuros) es probable que necesitemos suplementar.
  • La vitamina B12: cualquier niño vegano debe suplementarse con un producto adecuado para su edad, antes incluso de tener síntomas de carencia. No te la juegues y hazle una analítica, piensa que no ha tomado B12 nunca y su cuerpo no tiene reservas, sólo las que consume, así que hay que estar seguros de que tiene todas las que necesita bajo riesgo de consecuencias irreversibles.

 

 

Otros aspectos a tener en cuenta

  • Cuidado con los frutos secos, si tu hij@ tiene menos de 5 años es mucho mejor que se los presentes molidos y espolvoreados o en forma de crema para extender, como el tahín, no se vaya a atragantar.
  • El azúcar es muy dañino en cualquier tipo de alimentación (si quieres saber más sobre cómo eliminar el azúcar de tu alimentación pulsa aquí) pero también debemos evitar otros tipos de endulzantes y todo tipo de zumos, batidos, helados y bollos comerciales.
  • Los lácteos no son una buena opción a la hora de generar una buena asimilación del calcio y buenas digestiones. Generan acidez metabólica y adicción. Convendría sustituirlos por bebidas vegetales, las más idóneas de almendras o de avena sin azúcar.

Si además te interesa saber cómo enamorar a los niños con la cocina vegana puedes leer el artículo aquí.

 

Con todas estas pistas tienes información de sobra para darle a tu hij@ una alimentación sana y natural.

 

4 comentarios

  • Hannah says:

    Muy buen artículo pero hay una cosa que no tengo claro. Estás segura de que el aguacate
    aporta Omega 3? Tenía entendido que no, y que la mejor fuente vegana era el lino marrón.

    • Mar says:

      Hola Hannah!
      Según lo que yo he aprendido a través de Montse Bradford y Ana Moreno, 2 eminencias tanto en alimentación vegetariana como en alimentación y nutrición energética, el aguacate es un alimento que contiene muchas grasas poliinsaturadas (también llamadas grasas sanas), entre ellas el omega 3, además de vitaminas A, C,D, E, K y vitaminas del complejo B.
      Tienes un artículo en este mismo blog donde explica la función del omega 3 y dónde podemos encontrarlo.
      Un abrazo vegano
      Mar

  • Rocío says:

    Hola. Mi hijo de 16 meses y yo somos ovolactos y más o menos tengo bastante claro lo que necesita. Pero me gustaría tener una lista donde vengan los alimentos ricos en hierro por si puedo concentrar más su consumo ya que está bajo de reservas. Gracias. No tomamos leche de vaca y evitamos otros lácteos. Sólo consumimos huevos con asiduidad

    • Mar says:

      Hola Rocío!
      Para que te hagas una idea, los alimentos que más hierro contienen son las lentejas, las verduras de hoja verde, las semillas de calabaza, sésamo, lino y cáñamo y la avena. También las algas, pero no son recomendables a esa edad.
      Un abrazo vegano
      Mar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.