bebida avena
Tipo de receta: desayuno
Comensales: 4
Tiempo de preparación: fácil
Tiempo de cocción: 10 minutos
Ingredientes:
90 gramos de copos de avena sin azúcar
800 ml de agua filtrada (de botella)
2 gramos de edulcorante vegetal Stevia
1 cucharadita de aroma de vainilla
Una pizca de sal
¼ cucharadita de canela en polvo
Preparación:
Enjuagar y escurrir los copos de avena. Depositar la avena en un recipiente y cubrir con agua. Dejar reposar 20 minutos (o mejor si dejas la avena a remojo la noche anterior).
Una vez escurrida la avena para que suelte el agua la introducimos en la batidora Batimos todo bien.
Colamos. Se puede hacer con bolsas de bebidas vegetales, una tela de algodón o un colador fino. Yo utilizo la última opción.
El resultado lo echamos en un botella de cristal, tapamos y listo.
Guardar en la nevera durante unos días.

Bebida de avena casera: una solución natural para sustituir la leche

/ / /
Tipo de receta: desayuno
Comensales: 4
Tiempo de preparación: fácil
Tiempo de cocción: 10 minutos
Ingredientes:
90 gramos de copos de avena sin azúcar
800 ml de agua filtrada (de botella)
2 gramos de edulcorante vegetal Stevia
1 cucharadita de aroma de vainilla
Una pizca de sal
¼ cucharadita de canela en polvo
Preparación:
Enjuagar y escurrir los copos de avena. Depositar la avena en un recipiente y cubrir con agua. Dejar reposar 20 minutos (o mejor si dejas la avena a remojo la noche anterior).
Una vez escurrida la avena para que suelte el agua la introducimos en la batidora Batimos todo bien.
Colamos. Se puede hacer con bolsas de bebidas vegetales, una tela de algodón o un colador fino. Yo utilizo la última opción.
El resultado lo echamos en un botella de cristal, tapamos y listo.
Guardar en la nevera durante unos días.

Uno de los primeros pasos en el cambio de alimentación es sustituir los lácteos. Y por algún sitio hay que empezar, así que una buena opción es hacer tus propias bebidas vegetales, como esta bebida de avena.

Si quieres saber algún truco más para empezar a sustituir los lácteos, sigue leyendo.

Los lácteos, ese gran enemigo

Uno de los primeros cambios que realicé yo misma en mi alimentación fue ir eliminando poco a poco este tipo de elementos de mi alimentación.

Por si acaso no me había quedado claro lo nocivos que eran para el organismo, leí varios artículos de expertos en cocina energética como Jorge Pérez Calvo, Elena Corrales y Montse Bradford, mis referentes al principio del cambio.

En todos ellos encontré las mismas explicaciones.  Aquí tienes un artículo que publiqué cuando prácticamente empecé con el blog y que pone de manifiesto todos estos inconvenientes, pero por si acaso no te has enterado bien, te cuento los efectos nocivos que provocan en nuestro organismo:

  • Aumentan las alergias
  • Conllevan malas digestiones
  • Aportan colesterol y grasas no saludables a la dieta
  • Pueden producir diabetes
  • Al consumir este tipo de productos, también ingieres todos los contaminantes que tienen en su cuerpo los animales que los producen, como hormonas sintéticas.
  • Afecta al desarrollo hormonal de la mujer

Pero vayamos a la prueba que realicé con mi propio cuerpo.

Yo entonces tenía muchos mocos y un principio de sinusitis importante.

Gracias a la eliminación de los lácteos mi sinusitis desapareció y empecé a sentirme más ligera y más vital.

 

¿Cómo lo hago para eliminar los lácteos de mi alimentación?

Te cuento los pasos  muy bien explicados para que puedas ponerlos en práctica desde ya, aunque toda esta información la tienes en la Nueva Guía para ser un vegano bien nutrido, que puedes descargar aquí:

  • Quita la leche de vaca de tu lista de la compra.

En su lugar compra leches vegetales.

Yo en casa siempre tengo leche de arroz para el desayuno y leche de avena para cocinar.

La leche de soja no la recomiendo porque no se digiere bien y sabe mucho a hierba, por eso tampoco consumo yogures ni natas derivados de soja, salvo para hacer veganesa (mayonesa con leche de soja, que consumo muy pocas veces y casi siempre para invitados).

  • Sustituye los yogures

Aunque sean ecológicos o derivados de la leche de cabra, siguen teniendo consecuencias negativas.

Yo los eliminé de forma radical y si tenía alguna crisis me hacía un batido de fresas con leche de arroz o consumía algún yogur de soja como circunstancia especial.

  • Los quesos

Esta es la parte más difícil.

El primer paso para dejar de consumir quesos es ir cambiándolos poco a poco. Primero los sustituimos por quesos derivados de cabra o de oveja, que tienen sabores más fuertes pero son mucho más sanos.

Luego utilizamos en su lugar quesos veganos o patés, que siempre dan muy buen resultado.

El queso para gratinar, queso rallado o la mozarella de las pizzas se pueden sustituir por almendra molida.

 

He probado una receta de mozarella vegana que pensaba publicar esta semana pero el resultado ha sido un desastre y no me ha gustado nada así que, hasta que no consiga elaborar un queso vegano como dios manda, seguiré buscando y probando recetas. En cuanto encuentre un sustituto decente lo publico, prometido.

  • Los helados

Si ha llegado el verano y nos apetece algo fresco podemos hacer polos de zumos de frutas o tés fríos sin azúcar.

  • Productos que contienen lactosa y caseína.

Si llevas una alimentación donde los productos enlatados ocupan una mínima parte estás a salvo.

 

La receta de bebida de avena casera

Esta receta es bien sencilla. Dura unos 3-4 días en la nevera.

Tiene todas las propiedades de la avena, así que se puede utilizar para:

  • Combatir las anemias gracias a que es rica en calcio y en vitamina A.
  • Es muy baja en grasa.
  • Favorece la flora intestinal.
  • Es saciante y calmante.
  • Es un cereal muy equilibrado porque contiene carbohidratos, grasas y proteínas.
  • Podemos utilizarla para potenciar los minerales como el sodio, potasio, fósforo, magnesio, cobre y cinc además de omega 6.

Por si te apetece verla en vídeo, aquí te dejo el de mi canal de youtube:

 

¿Qué hacemos con los restos de avena?

Los podemos reutilizar para hacer estas galletas de avena, sésamo y pasas, a las que puedes añadir pepitas de chocolate, un trucazo.

 

Ya tienes toda la información para empezar un pequeño-gran cambio en tu alimentación.

¿Lo has probado? ¿Qué te ha parecido? Cuéntamelo en los comentarios.

Un abrazo vegano

Mar

 

5 comentarios

  • Susana says:

    Hola Mar, me encanta seguir tus consejos. Gracias por tus aportaciones. Yo dejé de tomar lácteos hace ya un tiempo y me siento genial. probaré de hacer la bebida de avena porque siempre la compro, igual que las demás bebidas vegetales. podrías compartir la receta de la veganesa y de la bechamel con almendras, porfa??? Gracias y feliz y saludable semana!!

  • Paraíso Terrenal says:

    Buenas, te pasó este truco para mejorar el sabor y digestibilidad de las leches de cereales que tienden a espesasrse por culpa del almidón. Debes añadir media cucharadita de malta molida (se compra en tiendas para hacer cerveza artesana) por litro de leche a una temperatura de 60 grados. Con esto conseguirás que la leche no se espese y el almidón se transforme en azúcares asimilables, ya que el almidón sino es bien masticado el cuerpo no puede asimilarlo.

    • Mar says:

      Muchas gracias por el comentario, Paraíso!
      Me va a venir genial. Esta misma semana lo pruebo.
      Un abrazo vegano muy fuerte
      Mar

    • Desire says:

      Hola paraíso, estoy buscando la malta molida y me surge la duda de si hay q añadirla tostada y cuál es la más indicada para la bebida de avena, ya q veo q hay diferentes tipos.
      Gracias por tu consejo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.