Bloguer@s vegan@s: Entrevista a Laura de “La Cazuela Vegana”

Esta semana os traigo una entrevista a una chica que empezó a cambiar su alimentación en 2008, tras 6 años de sufrir una enfermedad autoinmune con medicación. Hoy es bloguera, vegana, madre y con una alimentación más basada en los alimentos vivos.

Os dejo que ella misma cuente su historia.

Bloguer@s vegan@s: Laura de

La Cazuela Vegana

logo la cazuela vegana

Empezaste a cambiar tu alimentación tras decidir tomar las riendas de tu salud después de 6 años de medicación para la artritis reumatoide. Cuéntanos cómo fue ese cambio paulatino. ¿En cuánto tiempo lo hiciste? ¿Cuáles fueron tus primeros pasos?

Hace unos días, publiqué un post en el blog con un “Balance de mis 10 años como vegetariana/vegana”. y donde lo explico detenidamente.

Lo cierto, es que fue un cambio muy gradual teniendo en cuenta el tiempo que dediqué anteriormente a informarme y formarme en este tema. Ya llevaba tiempo dándole vueltas en la cabeza, y mi corazón me gritaba desde años atrás que diese el paso, que no tenía ninguna coherencia amar y defender a los animales desde bien pequeña y seguir comiéndolos.

Además, se juntó la enfermedad autoinmune que me diagnosticaron seis años atrás (con 22 años) para convencerme de que era lo mejor que podía hacer por mí misma… ¡quería convertirme en parte activa de mi tratamiento y coger las riendas de mi salud!

Estas han sido las cinco etapas por las que he pasado hasta este momento:

  1. Eliminación de la carne y la leche de mi alimentación.
  2. Eliminación del pescado y marisco.
  3. Eliminación del huevo y del resto de lácteos: yogur, queso, nata…
  4. Etapa de experimentación y descubrimiento.
  5. Progresión hacia una alimentación más natural y real.

 

Uno de nuestros puntos flacos cuando estamos haciendo el cambio es sustituir el queso y lograr postres sabrosos con nuevos elementos. También para ti fue un periodo de adaptación no muy fácil. ¿Cómo lo solucionaste? ¿Empezaste a utilizar harinas determinadas, endulzantes concretos?

Lo que más me costó fue dejar el queso, más incluso que la carne, el pescado o la leche. La levadura de cerveza/nutricional ha sido un comodín para ir sustituyendo el sabor del queso en platos salados. El parmesano vegano nos encanta y es tan sencillo de preparar que tan sólo necesitas un fruto seco (almendras, anacardos, nueces) + levadura de cerveza/nutricional + sal marina para realizarlo. En pastas, arroces, buddha bowl… está buenísimo.

En cuanto a las harinas, he ido probando a lo largo de todo este tiempo varias, y las que más me han gustado han sido: la harina de espelta integral (si puedes consumir gluten); la harina de trigo sarraceno integral (es sin gluten y es la que más uso actualmente); harina de garbanzos (también sin gluten. Me encanta en tortillas y soccas).

Los endulzantes es un tema controvertido, ya que por muy naturales que sean, todos aportan azúcar libre. Lo ideal es endulzar con fruta natural o fruta seca e ir educando el paladar para que se acostumbre a los sabores dulces que tienen muchas frutas y verduras.

 

En tu blog tienes un apartado dedicado exclusivamente a la despensa vegana, donde nombras los elementos más importantes que necesitamos en la cocina. En esa lista hay todo tipo de elementos, entre ellos un suplemento de vitamina B12. ¿Qué opinas de la suplementación? ¿Tú la has necesitado?

La suplementación con vitamina B12 es necesaria, tanto en una alimentación vegana como vegetariana (los estudios muestran una amplia prevalencia de déficit de B12 también en ovolactovegetarianos). Es por ello, por lo que se recomienda la suplementación de esta vitamina.

Desde que inicié el cambio en mi alimentación, introduje los suplementos de vit. B12. Para mí y mi familia nos es más cómodo la toma semanal repartida en dos días, y ya es parte de nuestra rutina.

 

Hablas de que tu alimentación está bien balanceada, por eso defiendes el uso de productos naturales, ecológicos y de temporada. En La Mar de Rico también apoyamos estos conceptos para lograr una alimentación equilibrada de acuerdo a la zona climática y la estación del año.

¿Cuáles son tus recetas estrella, las que más éxito tienen entre tus seguidores?

¿Y las que más te gusta practicar en casa?

 

Déjame que piense… Cada época del año tiene sus recetas estrella.

Ahora en invierno, me gusta cocinar mucho platos de cuchara que reconforten el cuerpo y la mente (arroz meloso con setas y boniato, estofado de lentejas y verduras, crema de calabaza, guisado de tubérculos, potaje de garbanzos y espinacas, algún curry delicioso…) pero, también, me he hecho muy fan de los buddha bowls, que se pueden ir adaptando perfectamente a las diferentes temporadas de frutas y verduras.

 

Ya hace 5 años que Little Veggie (tu hijo) llegó a tu vida. Incluso tienes un apartado sobre lactancia materna en el blog.

¿En qué has cambiado la forma de cocinar en casa desde que llegó?

La llegada de Little Veggie ha hecho que mi cocina evolucione hacia una alimentación más natural y menos procesada. También, ha hecho que tenga una visión general de nuestra alimentación, controlando que esté bien planificada y equilibrando si ha habido algún exceso en algún aspecto.

Ahora, tengo una mayor concienciación sobre los productos ultraprocesados ricos en azúcares, harinas refinadas y grasas saturadas, de escaso valor nutricional, y especialmente en productos destinados al público infantil y adolescente, y todos los problemas de salud que conlleva su consumo.

Especialmente han cambiado nuestros desayunos y meriendas. Hemos desterrado las galletas, cacao soluble y productos de bollería y ahora nuestros desayunos alternan fruta natural, frutos secos crudos, cacao puro, pan integral de calidad con aceite de oliva de primera presión en frío y aguacate, o porridge de avena.

En ocasiones especiales, me gusta preparar algún bizcocho o galletas caseras, con harina integral de trigo sarraceno y avena, y endulzadas con fruta seca.

 

Empezamos un nuevo año y es el momento de comenzar nuevos proyectos.

¿Puedes comentarnos cuáles son los tuyos para el 2018?

Tengo un proyecto que me gustaría ponerlo en marcha y que consiste en el asesoramiento a grupos muy reducidos sobre cómo mejorar su alimentación y hacerla más natural: proporcionándoles unas herramientas a la hora de hacer la compra, de cocinar o preparar los alimentos y ayudándoles a crear un menú equilibrado con platos sencillos, atractivos y llenos de nutrientes de calidad.

Entre algunas cosas que me gustaría seguir descubriendo está la meditación, el yoga como práctica diaria, reducir nuestros residuos, aprender a tocar el ukelele, hacer pan en casa y, sobretodo, disfrutar de los pequeños momentos con mi hijo y mi pareja.

¿Dónde podemos localizarte? ¿Cómo nos podemos poner en contacto contigo?

Podéis escribirme a través del blog www.lacazuelavegana.com y en las redes sociales facebook e instagram (@lacazuelavegana). Allí estaré encantada de escucharos.

 

 

Y hasta aquí este gran ejemplo de superación y reinvención.

Nos encanta que hayas pasado por aquí, Laura, bienvenida cuando quieras.

Un abrazo vegano

Mar

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.