Tipo de receta: Plato principal
Comensales:
Tiempo de preparación: 10 min
Tiempo de cocción: 40 min
Ingredientes:
Una taza de mijo
4 zanahorias
4 cebollas
1 hoja de laurel
Sal
Agua
Pan rallado
Harina de garbanzo
Aceite de oliva
Preparación:
1. Ponemos las 2 tazas de agua en una olla con la hoja de laurel y la sal hasta que hierva.
2. Echamos el mijo lavado y escurrido en la olla.
3. Tapamos y ponemos el fuego al 1 durante 25 minutos.
4. Para el sofrito pochamos la cebolla 10 minutos con un poco de sal sin tapa.
5. Cuando esté pochada añadimos la zanahoria cortada muy pequeño.
6. Mezclamos con una batidora el sofrito y el mijo. Se puede añadir aceite o agua pero tiene que quedar una masa muy densa.
7. Extendemos la mezcla sobre una bandeja para que se enfríe.
8. Con 3 cucharadas de harina de garbanzo y un poco de agua hacemos el sustituto del huevo.
9. Mojamos las manos, cogemos masa, hacemos forma de croqueta y rebozamos por la harina de garbanzo con agua y pan rallado.
10. Freímos.
11. Escurrimos sobre papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.

Croquetas veganas de mijo, un cereal sin gluten

/ / /
Tipo de receta: Plato principal
Comensales:
Tiempo de preparación: 10 min
Tiempo de cocción: 40 min
Ingredientes:
Una taza de mijo
4 zanahorias
4 cebollas
1 hoja de laurel
Sal
Agua
Pan rallado
Harina de garbanzo
Aceite de oliva
Preparación:
1. Ponemos las 2 tazas de agua en una olla con la hoja de laurel y la sal hasta que hierva.
2. Echamos el mijo lavado y escurrido en la olla.
3. Tapamos y ponemos el fuego al 1 durante 25 minutos.
4. Para el sofrito pochamos la cebolla 10 minutos con un poco de sal sin tapa.
5. Cuando esté pochada añadimos la zanahoria cortada muy pequeño.
6. Mezclamos con una batidora el sofrito y el mijo. Se puede añadir aceite o agua pero tiene que quedar una masa muy densa.
7. Extendemos la mezcla sobre una bandeja para que se enfríe.
8. Con 3 cucharadas de harina de garbanzo y un poco de agua hacemos el sustituto del huevo.
9. Mojamos las manos, cogemos masa, hacemos forma de croqueta y rebozamos por la harina de garbanzo con agua y pan rallado.
10. Freímos.
11. Escurrimos sobre papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.

Antes de cambiar mi alimentación, pensaba que los vegetarianos sobrevivían a base de arroz integral y ensaladas pero……………….. ¡vaya error!

En cuanto leí un par de libros sobre alimentación energética me entraron unas ganas locas de probar cosas nuevas. Llegaron a mí nuevos ingredientes, formas de cocción, sabores, especias, texturas, etc… Entonces fue cuando empecé a utilizar cereales que no había empleado nunca, como el mijo.

La receta en vídeo

Propiedades de los cereales

Uno de los aspectos más importantes de los cereales son sus propiedades.

Todos los cereales integrales contienen carbohidratos sólo que son de absorción lenta y esto hace que el cuerpo los asimile bien y los convierta en el azúcar que necesita.

Como tu cuerpo transforma los hidratos en glucosa, si los masticas bien tu cuerpo no necesitará el sabor dulce del azúcar del que tanto dependemos aunque el organismo reciba el nutriente necesario.

Aquí tienes una guía completísima sobre los cereales integrales.

El mijo

Es un cereal que contiene muchas vitaminas del complejo B (las que ayudan al metabolismo, a regular el sistema nervioso y a la producción de glóbulos rojos) y minerales como magnesio, potasio, zinc, cobre y manganeso.

Hay otras de sus propiedades que tengo muy en cuenta, ya que es un cereal alcalinizante, es decir, que ayuda a eliminar la acidez de nuestro cuerpo y que no contiene gluten, por eso es ideal para celíacos e intolerantes al gluten.

También es interesante valorar que es el cereal que mejor digerimos y que tiene más proteína que el arroz.

Se utiliza para tratar problemas de colesterol, mejorar el sistema nervioso y mejorar síntomas de depresión o hiperactividad.

Tiene un alto contenido en fibra y proporciona sensación de saciedad, por eso se utiliza en las dietas para adelgazar.

Si a esto sumamos que tiene capacidades antinflamatorias y que favorece la concentración (es ideal para los días antes a un examen), quedamos convencidos de que su uso es beneficioso para nuestra salud sí o sí.

Cómo se cocina el mijo

Cogemos una medida de cereal por 3 de agua (si quieres añadir sal y una hojita de laurel le va muy bien). Cuando hierva lo dejas al 1 o a fuego mínimo durante 25 minutos. Es importante lavarlo y escurrirlo antes de cocinarlo para eliminar el polvo que contiene al estar almacenado en sacos.

Ya habíamos visto su uso en cremas de desayuno pero hoy veremos cómo hacer croquetas de mijo, un plato que soluciona la cena de los niños y una opción para un día de pic-nic.

 

¿Has probado a hacerlas? ¿Cómo te han salido? Cuenta, cuenta…. Déjame un comentario.

 

 

 

4 comentarios

  • Mònica says:

    Hola, me encanta el mijo y estàs croquetas tienen una pinta….
    Una duda, crees que puede quedar bien si sustituyó la harina d garbanzo por otra??? Cuál m recomiendas??
    Gracias te sigo mucho, felicidades por tu labor!!!

    • Mar says:

      Hola Mónica!
      El objetivo de la harina de garbanzo con agua es sustituir el huevo del rebozado. Con otras harinas y agua no queda bien, pero puedes rebozarlas solo en pan rallado, que también están buenísimas.
      Un abrazo vegano
      Mar

  • Sole says:

    Hola, Mar : me encanta esta receta, parece muy apetitosa quería preguntarte por favor si estas croquetas se pueden congelar ,mil gracias!!

    • Mar says:

      Hola Sole!
      Claro que sí! Yo en casa hago una tanda de unas 50 y congelo para tener siempre de reserva, porque a los niños les encantan y soluciona una cena en un plis plás.
      Un abrazo vegano
      Mar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.