Lacuniacha: un parque faunístico en pleno Pirineo Oscense

Hace un par de meses pasé un fin de semana estupendo en el Pirineo Aragonés y, entre otras actividades, visité este parque, situado en la ladera de una pequeña montaña en medio de un paraje de ensueño.

No suelo visitar entornos con animales en cautividad porque muchas veces me encuentro con casos de animales que no están en buenas condiciones pero como me lo recomendó alguien de confianza hice la excursión.

Aquí tienes mi conclusión.

Mi nota para Lacuniacha: un 8

Para empezar el entorno es inmejorable. Rodeado de belleza por todas partes, está en un lugar resguardado y muy bien cuidado donde se ocupan de proteger especies vegetales y animales potenciando su labor con las visitas del público que, por medio de un itinerario marcado, puede observar fácilmente las diferentes plantas y animales protegidos por el lugar.

Podemos encontrar cérvidos (ciervo, reno, corzo y gamo), caprinos (sarrio o rebeco y cabra montés), bóvidos (bisonte europeo, bovino de Heck), jabalís, muflones, linces, osos, caballos, lobos ibéricos y zorros, además de otros animales autóctonos que crecen y viven en el Parque como: aves, ardillas, marmotas, topos, etc.

Todos los animales que forman la fauna  de Lacuniacha han nacido en entornos controlados por el ser humano. Incluso algunos han sido rescatados de situaciones de cautividad inaceptables y ahora disfrutan de su bosque, cuidados y alimentados por este equipo.

Apto para todas las edades, sobre todo para niños, este parque participa en el programa de recuperación del Bisonte europeo, ya que las crías que nazcan en Lacuniacha serán soltadas en libertad en pequeñas poblaciones de Bisontes que viven en el norte de Europa.

Estas son las razones por las que merece la pena visitarlo.

¿Por qué un 7 y no un 10?

Por una sencilla razón: no estoy de acuerdo con la cautividad de los animales y durante mi visita aprecié que varios ejemplos no tenían suficiente espacio como para campar a sus anchas (el zorro, por ejemplo, o el lince).

Aun así considero que la labor faunística que realizan es importante y tienen mi apoyo.

Hay muchas opciones de animales en cautividad que ni me molesto en visitar, como zoos o circos, pero sí recomiendo una excursión a este paraje aunque sólo sea para reafirmar lo importante que es proteger especies en peligro de extinción que sin la labor de centros como éste reafirmaría el peligro que supone eliminar la diversidad de nuestros bosques.

Os paso el enlace de su web para que le echéis un vistazo

Inicio

 

1 comentario

  • Lurdes says:

    Estoy en contra de zoos, circos y cualquier explotación animal, sin embargo, si la Lacuniacha es una especie de Santuario Animal me parece bien, siempre y cuando lo primero y más importante sea el bienestar de los animales y no su explotación. Si lo hacen bien y ayudan a sus habitantes a tener una mejor vida estoy totalmente a favor en caso contrario estaré totalmente en contra.
    También se hablaba muy bien de Cabárceno y ya he visto varias noticias que dicen todo lo contrario, que asesinan a algunos ejemplares cuando tienen demasiados o cuando por algún motivo no los necesitan. Muy triste, esperemos que Lacuniacha sea todo lo contrario.
    Gracias por la información, no tenía conocimiento del lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.