¿Por qué los lácteos no son buenos para nuestra salud?

/

Muchos expertos en nutrición han llegado a la conclusión de que la leche es indigerible para el sistema digestivo humano. Algunas culturas del norte de Europa y de Africa la incluyeron en su dieta junto a otros productos derivados. Hoy hemos llevado esta tradición al extremo, estando presentes en nuestra dieta básica. Craso error.

Consecuencias negativas de los lácteos

Aparte del concepto de que el ser humano sólo necesita la leche materna durante la lactancia, analicemos las consecuencias negativas del uso de este tipo de productos:

1- Acrecentan las alergias

Los lácteos crean mucho moco y eso ralentiza la función del sistema repiratorio y nos hace sentirnos cansados y pesados.

2- Conllevan malas digestiones

Producen dolor de estómago y mala digestión y absorción porque la caseína (su principal protenía) es indigerible y recubre las paredes intestinales.

3- Aportan colesterol y grasa a la dieta

Esto puede aumentar el riesgo de diversas enfermedades crónicas incluyendo las enfermedades cardiovasculares. Existen lácteos desnatados pero conllevan otros riesgos.

4- Pueden producir diabetes

La diabetes dependiente de insulina (tipo I o inducida en la infancia) está asociada al consumo de lácteos. Estudios epidemiológicos de diversos países muestran una fuerte correlación entre ella y el uso de lácteos.

5- Consumes las hormonas de las vacas

Se suelen utilizar comúnmente hormonas sintéticas para las vacas lecheras para aumentar la producción de leche. El resultado es la mastitis, o inflamación de las glándulas mamarias. Su tratamiento requiere el uso de antibióticos, y se han encontrado restos de ellos y de hormonas en muestras de leche y otros lácteos. Los pesticidas y otros medicamentos también son contaminantes frecuentes de los lácteos.

6- Sus componentes no son beneficiosos para tu organismo

Las proteínas, el azúcar de la leche, la grasa y la grasa saturada de los lácteos no son beneficiosas. Pueden representar riesgos de salud para los niños y conducir al desarrollo de enfermedades crónicas tales como obesidad, diabetes y formación de placas ateroscleróticas que pueden conducir a problemas cardíacos.

La Academia Americana de Pediatría recomienda que los bebés menores de un año no reciban leche entera de vaca, ya que la deficiencia de hierro es más probable con una dieta rica en lácteos.

Uno de cada cinco bebés sufren cólicos: los pediatras aprendieron hace tiempo que la leche de vaca era a menudo la razón.

Además, las alergias a los alimentos parecen ser un resultado común del consumo de leche, particularmente en los niños.

Consecuencias en la mujer

Si eres mujer y dejas de consumir lácteos, descienden las molestias premenstruales. Según mi experiencia, lo puedo corroborar. Esto ocurre porque la grasa de estos productos puede causar cambios hormonales que hacen que nuestro cuerpo desarrolle todo tipo de anomalías (aquí os dejo un enlace sobre estudios científicos sobre los lácteos y el cáncer de mama estudios científicos sobre los lácteso y el cáncer de mama)

Preguntas frecuentes ante el cambio

Mucha gente se resiste a eliminarlos de su dieta. Las preguntas más frecuentes son:

  • Pero…. si dejo los lácteos, ¿cómo consigo el calcio? Hay otras maneras de lograr que tu cuerpo lo asimile: utiliza sésamo o alga wakame. Este alga tiene once veces más calcio que la leche y también es rica en magnesio y en hierro.
  • ¿Cómo quito estos productos de mi dieta? Primero cambia la leche de vaca por bebidas vegetales (de arroz, avena, soja, almendras). También puede utilizarlas para crear yogures o nata vegetal. El queso, en caso de que se te resista, tiene mucha más calidad para nuestro cuerpo el de cabra o de oveja.

Estas son mis razones para no consumir lácteos pero….. compruébalo tú mismo. Si eliminas de tu dieta este tipo de productos sólo durante una semana ya notarás la diferencia.

En este vídeo lo explico de forma sencilla

Si quieres saber cómo sustituirlos echa un vistazo aquí.

 

2 comentarios

  • Nisa says:

    Hola! Tengo una niña de 1 año y me gustaría saber si se le puede dar otra leche que no sea la de vaca, ya que en casa hace tiempo que dejamos de tomar leche de vaca por lo dañina que es y ahora tomamos leches vegetales y nosé si se le podrían dar también a la niña siendo tan pequeña. Ya que según los pediatras los frutos secos no se le pueden dar a los bebés antes de los 2 años.. nosé qué leches que tengan el calcio suficiente para un bebé de 1 año se le podría dar..Un saludo. Gracias.

    • Mar says:

      Hola Nisa!
      Según la Unión Vegetariana Española, y cito textualmente “Si la lactancia materna no es posible o está contraindicada, existe sólo una fórmula válida para niños veganos: ”Fórmula de Soja Farley´s de Heinz”, avalado por la Sociedad Vegana del Reino Unido. De ninguna manera, la leche de soja, de nuez, de arroz, de avena, ni de guisantes ni otras “fórmulas preparadas” en casa, deberían usarse en sustitución de la leche materna, porque no contienen la proporción adecuada de nutrientes y pueden poner en peligro la vida del niño.”
      Espero haberte ayudado.
      Un abrazo vegano
      Mar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.