Tipo de receta: Verduras
Comensales: 4
Tiempo de preparación: 10 min
Tiempo de cocción: 20 min
Ingredientes:
Medio calabacín cortado a rodajas
200 g de calabaza a rodajas muy finas
3 zanahorias cortadas a láminas finas
Una cebolla cortada en juliana
Media berenjena
Medio pimiento rojo
Sal y aceite de oliva
1 cucharada de albahaca seca
1 cucharadita de pasta umeboshi
2 cucharadas de almendra molida
Preparación:
1. Ponemos a asar a 180º en el horno la calabaza y las zanahorias con un poco de aceite de oliva y sal durante 15 minutos, hasta que esté tierna.
2. Mientras estas dos verduras se hacen al horno, pochamos la cebolla 10 minutos en una sartén con poco aceite y un poco de sal.
3. Cuando la cebolla está pochada, añadimos el pimiento pelado y cortado en cerillas hasta que se quede tierno. Reservamos.
4. Pasamos por la sartén con poco aceite y un poco de sal el calabacín cortado a rodajas hasta que esté bien hecho. Reservamos.
5. Para hacer la salsa pesto mezclamos 2 cucharadas de aceite de oliva con una cucharadita de pasta umeboshi, la almendra molida y la albahaca seca. Si queda seca le podemos añadir un poco más de aceite.
6. Montamos el milhojas de verduras colocando una rodaja de calabaza, un poco de cebolla, el pimiento y el calabacín y terminamos con la zanahoria.
7. Espolvoreamos por encima un poco de almendra molida y podemos gratinarla un poco (opcional).
8. Con unos canónigos o rúcula por encima, ponemos un poco de salsa pesto alrededor.

Cómo hacer un milhojas de verduras para chuparse los dedos

/
Tipo de receta: Verduras
Comensales: 4
Tiempo de preparación: 10 min
Tiempo de cocción: 20 min
Ingredientes:
Medio calabacín cortado a rodajas
200 g de calabaza a rodajas muy finas
3 zanahorias cortadas a láminas finas
Una cebolla cortada en juliana
Media berenjena
Medio pimiento rojo
Sal y aceite de oliva
1 cucharada de albahaca seca
1 cucharadita de pasta umeboshi
2 cucharadas de almendra molida
Preparación:
1. Ponemos a asar a 180º en el horno la calabaza y las zanahorias con un poco de aceite de oliva y sal durante 15 minutos, hasta que esté tierna.
2. Mientras estas dos verduras se hacen al horno, pochamos la cebolla 10 minutos en una sartén con poco aceite y un poco de sal.
3. Cuando la cebolla está pochada, añadimos el pimiento pelado y cortado en cerillas hasta que se quede tierno. Reservamos.
4. Pasamos por la sartén con poco aceite y un poco de sal el calabacín cortado a rodajas hasta que esté bien hecho. Reservamos.
5. Para hacer la salsa pesto mezclamos 2 cucharadas de aceite de oliva con una cucharadita de pasta umeboshi, la almendra molida y la albahaca seca. Si queda seca le podemos añadir un poco más de aceite.
6. Montamos el milhojas de verduras colocando una rodaja de calabaza, un poco de cebolla, el pimiento y el calabacín y terminamos con la zanahoria.
7. Espolvoreamos por encima un poco de almendra molida y podemos gratinarla un poco (opcional).
8. Con unos canónigos o rúcula por encima, ponemos un poco de salsa pesto alrededor.

Tengo una amiga que siempre se queja de que la verdura le queda insípida. Con este milhojas de verduras no tendrás nunca ese problema.

Es cierto que integrar las verduras con los niños es un tema poco fácil, pero podemos hacer algunos cambios para conseguir despertar su curiosidad y que descubran sabores potentes con un toque dulce sin azúcar.

Con esta receta tenemos el éxito asegurado.

Además está incluida en el Menú Vegano sano de otoño de la Escuela de Cocina Vegana Online La Mar de Rico.


¿Te gustaría veganizar tu dieta mejorando tu salud y protegiendo el planeta sin carencias? 

Aprende cómo hacerlo por sólo 17€/mes en la ​

Escuela de Cocina Vegana Online La Mar de Rico

Hidden Content

Cómo conseguir que las verduras tengan un sabor más dulce

Tenemos por costumbre asociar el sabor dulce al azúcar pero hay varias verduras que nos aportan ese tipo de sabor y que podemos potenciar gracias al horno.

El truco está en usar verduras que dejen un sabor dulzón en el paladar, como la calabaza, la zanahoria y la cebolla.

Mezcladas con otras un poco más ácidas como calabacín y pimiento tenemos la combinación perfecta.

Si además añadimos a la presentación final algún brote verde como rúcula o canónigos con una salsa al pesto tenemos un plato de restaurante fácil y rápido con un sabor muy potente.

 

¿Qué es la pasta umeboshi?

La Umeboshi es una ciruela fermentada de origen japonés pero que viene estupendamente para alcalinizar el sistema digestivo.

Su sabor es muy fuerte y sabe mucho a vinagre, por eso la he utilizado para esta salsa al pesto de forma que evitemos utilizar sal o tamari ayudando a nuestro estómago a realizar la digestión sin problemas.

Si quieres más información sobre fermentos que ayudan en la digestión haz click aquí.

Un menú vegano nutricionalmente completo con este plato

Dada la cantidad de verduras diferentes que tiene este plato tenemos vitaminas y minerales suficientes, así que para formar un menú nutricionalmente completo necesitamos:

  • Cereal integral para aportar los hidratos de carbono.
  • Proteína vegetal: seitán, tofu, tempe o alguna legumbre.
  • Una cucharada de algas.

Un ejemplo perfecto sería un Humus con arroz integral y alga nori tostada en copos.

 

¿La has probado? ¿Cómo te ha salido? Cuéntamelo en los comentarios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.