Tipo de receta: Plato principal
Comensales:
Tiempo de preparación: 5 min
Tiempo de cocción: 40 min
Ingredientes:
1 taza de gluten de trigo
3 cucharadas de pan rallado
1 taza de agua
2 cucharadas de tamari + ¼ taza para hervir
2 tiras de alga kombu
Preparación:
1. Mezclamos en un bol el gluten, pan rallado y el vaso de agua hasta formar una bola
2. Partimos la bola en 2 partes
3. Hervimos los 2 trozos en una olla grande con 1 litro de agua al que añadimos el alga y el cuarto de taza de tamari durante 35-40 minutos.

Seitán casero muy fácil

/ /
Tipo de receta: Plato principal
Comensales:
Tiempo de preparación: 5 min
Tiempo de cocción: 40 min
Ingredientes:
1 taza de gluten de trigo
3 cucharadas de pan rallado
1 taza de agua
2 cucharadas de tamari + ¼ taza para hervir
2 tiras de alga kombu
Preparación:
1. Mezclamos en un bol el gluten, pan rallado y el vaso de agua hasta formar una bola
2. Partimos la bola en 2 partes
3. Hervimos los 2 trozos en una olla grande con 1 litro de agua al que añadimos el alga y el cuarto de taza de tamari durante 35-40 minutos.

Esta semana toca hablar de las proteínas vegetales, está claro.

Después de la guía sobre las proteínas vegetales que publiqué el lunes pensé que esta receta os vendría genial para empezar a practicar con nuevas texturas y sabores.

Durante mucho tiempo compré el seitán primero en herbolarios y luego en grandes superficies pero desde que descubrí esta receta en casa ya no hace falta conseguir ninguna marca en concreto porque este ejemplo es perfecto, y además con muy poco esfuerzo y 5 ingredientes. ¿qué más se puede pedir?

El resultado es un seitán muy esponjoso.

Si te gusta con más sabor puedes incluir jengibre y/o pimentón en la cocción o más tamari al formar la bola inicial.


¿Te gustaría veganizar tu dieta mejorando tu salud y protegiendo el planeta sin carencias? 

Aprende cómo hacerlo por sólo 17€/mes en la ​

Escuela de Cocina Vegana Online La Mar de Rico

Hidden Content

Maneras de utilizar el seitán

Para los principiantes en esto de utilizar la proteína vegetal les diría que empezaran por hacerlo a la plancha y cortarlo muy pequeño para que pase desapercibido en cualquier ensalada o mezclado con los cereales integrales. Así lo hice yo y muy rápidamente le cogí el gustillo.

Una vez que te has acostumbrado a su sabor y textura ya puedes cocinarlo como quieras.

Aquí te propongo algunas ideas:

  • Veganiza recetas con carne sustituyéndola por seitán. Un ejemplo buenísimo es el kebab en pan de pita pero, en vez de pollo, carne vegetal. El resultado está buenísimo.
  • Seitán con cebolla caramelizada y pimientos asados
  • Seitán a la naranja: es una receta muy sencilla que consiste en hacer un sofrito de cebolla (10 minutos con sal a fuego medio), incorporar el zumo de una naranja y dejar que poche otros 5 minutos, añadir el seitán (pasado antes por la plancha en lonchas)y dejar que se integre todo otros 10 minutos. Si quieres separar la proteína y triturar el resto para que se convierta en una salsa también queda genial.
  • Pinchos morunos de seitán, cebolla y champiñón

La vídeo-receta

 

6 comentarios

  • patricia says:

    hola soy patricia y me gusta la comida veganas y vegetariana

    • Mar says:

      Hola Patricia!
      Si te gusta este tipo de alimentación aquí seguro que vas a encontrar muchas ideas que te van a encantar. Espero que te guste.
      Un abrazo vegano
      Mar

  • luisa says:

    que es tamari??

    • Mar says:

      Hola Luisa!
      Es salsa de soja fermentada con agua y sal. No suele contener químicos, es muy natural y es un sustituto excelente de la sal, aunque recomiendo limitar su uso a las personas con problemas renales.
      Un abrazo vegano
      Mar

  • José Robles says:

    Hola Mar: El seitán es básicamente gluten de trigo. Soy vegetariano, en transición, desde hace 35 años y vegano hace unos cuantos, he leido y tengo numerosos libros sobre temas de salud, y advierto que en este momento hay controversia en la ciencia que aconseja reservas sobre el uso del gluten por los numerosos experimentos que lo desaconsejan ya que, aparte de los enfermos celíacos, para los que está totalmente prohibido, el 40% de la población tendría intolerancia, en distinto grado, sin saberlo, y su uso indiscriminado puede llegar a producir severos daños neurológicos. El libro “Cerebro de Pan” lo plantea con bastante claridad. Si tienes datos fehacientes en contrario, sería bueno que difundieras referencias. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.