torrijas veganas
Tipo de receta: Postres
Comensales: 4
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 5 minutos
Ingredientes:
1 taza de leche de avena
1 cucharadita de canela en polvo
La piel de medio limón
sirope de agave
6 rodajas de pan integral duro
2 cucharadas de harina de garbanzo
2 cucharadas de agua
Aceite de oliva virgen extra o de coco
Preparación:
Calentamos la leche de avena con la canela y el limón.
Cuando está caliente remojamos las rodajas de pan en la mezcla.
Rebozamos por el harina de garbanzo con agua.
Pasamos por la sartén con un poco de aceite de oliva o de coco extendido con una brocha.
Añadimos el sirope por encima y servimos.

Torrijas veganas, dulce vegano de Semana Santa

/ /
Tipo de receta: Postres
Comensales: 4
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 5 minutos
Ingredientes:
1 taza de leche de avena
1 cucharadita de canela en polvo
La piel de medio limón
sirope de agave
6 rodajas de pan integral duro
2 cucharadas de harina de garbanzo
2 cucharadas de agua
Aceite de oliva virgen extra o de coco
Preparación:
Calentamos la leche de avena con la canela y el limón.
Cuando está caliente remojamos las rodajas de pan en la mezcla.
Rebozamos por el harina de garbanzo con agua.
Pasamos por la sartén con un poco de aceite de oliva o de coco extendido con una brocha.
Añadimos el sirope por encima y servimos.

De toda la vida en Semana Santa son típicas las torrijas pero con leche y huevo, claro.

Pues yo te traigo este año una versión vegana para que disfrutes del sabor dulce, sano y sin azúcar. ¡Toma ya!

Sirven para merendar, almorzar e incluso desayunar disfrutando de lo lindo. Pruébalas y me cuentas.

 

Las torrijas, ¿de dónde vienen?

Aunque en época de los romanos en el siglo I d.C. ya mencionaban dulces parecidos, se originaron en el siglo XV pero en principio se preparaban para aliviar los dolores de parto y para que las mujeres que acababan de dar a luz se recuperaran en el postparto más rápidamente.

Lo que pasa es que este tipo de dulce sacia mucho y tiene muchas calorías, así que a la Iglesia le vino genial ponerlas de moda justo en época de Cuaresma, para compensar los pocos alimentos disponibles. Por eso se asocian a tiempos difíciles ya que se preparan con ingredientes básicos (pan duro de un par de días, leche, huevos).

Ya a partir del siglo XX se empezaron a preparar en tabernas y perdieron un poco su “etiqueta” unida a la Semana Santa.

También hay que decir que no somos los únicos que tenemos dulces de este tipo, porque no debemos olvidar las tostadas francesas (en Francia las llaman “pain perdu”, que significa pan perdido), las rabanadas de Portugal (las suelen preparar más en Navidad) o las “french toast” de los americanos.

 

Variantes de torrijas veganas

Ya has visto que la receta es bien sencilla, pero tienes muchas posibilidades de “tunearlas”.

Te doy varias pistas:

  • Con chocolate derretido por encima
  • Acompañadas de frutos rojos o plátano. Esta versión según la combinación de alimentos no es recomendable, pero hay a gente que le sienta bien. Experiméntalo tú y me cuentas.
  • Rellenas de nocilla vegana. Tienes la receta casera aquí.
  • Con mermelada de lo que quieras.
  • Con nata vegana montada.

 

Hablemos de nutrientes y calorías

Este postre o merienda está compuesto básicamente de hidratos de carbono, pero depende de qué tipo de hidratos consumamos tendremos unas consecuencias u otras.

Me explico: hay 2 tipos de hidratos de carbono (de absorción rápida y de absorción lenta). Los de absorción rápida son los que inmediatamente después de ingerirlos se convierten en glucosa y pasa directamente a la sangre como si nos hubieran metido un jeringazo de glucosa en vena. Esto es lo que ocurre con la bollería industrial y los fritos. Además, si en ese tipo de elementos incluimos azúcar (el mayor veneno del mercado alimenticio) tendremos un subidón y luego un bajón proporcional. Claro que nos aporta energía pero dura poco y es demasiado radical.

Si quieres saber 7 trucos para reducir el consumo de azúcar pulsa aquí.

Por eso, lo que nuestro cuerpo necesita son hidratos de carbono de absorción lenta. Los cereales integrales, por ejemplo, son los ideales (aquí tienes una guía sobre los más importantes). Estos nos proporcionarán una energía estable durante un tiempo considerable y sin los altibajos del azúcar.

¿Este postre de qué tipo es? Aunque sea un postre sano, es de absorción rápida y eso significa que tiene muchas calorías pero gracias a esta versión podemos permitírnoslo sin muchos riesgos ya que utilizamos pan integral y sirope de agave, un endulzante con un índice glucémico muy bajo (no aporta mucha glucosa a la sangre). Eso sí, es un frito, si quieres que sea más sano puedes hacerlo al horno (yo lo he probado y el sabor es bueno pero la textura me gusta más la del frito).

 

Después de toda esta información se te han quitado un poco las ganas de tomar tanto dulce ¿no? Entonces resérvalas para una una ocasión especial con visita, triunfan siempre.

 

Te espero en los comentarios.

Un abrazo vegano

Mar

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *